Para mí, es básica la limpieza de la cara, siempre os lo recuerdo la importancia de la limpieza.

La mascarilla entra en mi ritual de limpieza semanal. Una de las mascarillas que utilizo es la Pure Mask de Martiderm y hace unos meses también ha pasado a ser un ritual de mis hijas que están en la pubertad.

Es una mascarilla que es un 3 en 1, limpia, hidrata y reafirma.

Limpia los poros y regula la producción de sebo. Es purificante y seborreguladora que limpia en profundidad reduciendo el tamaño de los poros, por esta razón también la utilizan mis hijas.

Aplicación:

Cuando te la aplicas te da la sensación que te pongas barro en la cara, porque es una mascarilla arcillosa. Se retira con abundante agua.

Aplicar una capa uniforme  sobre la piel por el rostro, exceptuando los ojos y los labios. Dejan secar durante 15 o 15 minutos y aclarar con abundante agua.

Llevo utilizando esta mascarilla casi 10 años, y aún sigue estando en mi set de limpieza, el precio es bueno y la calidad también.

Os la acensejo!!!!

 

 

Anuncios