La vida es una escuela, y las emociones son las asignaturas, pero no son ni dibujo ni gimnasia, son física y química.

Cuando te desbordan las emociones, padeces ceguera momentánea, de ahí que el amor sea ciego. La mente queda anulada temporalmente hasta que la ceguera transitoria desaparece y da paso a la cordura.

Has utilizado la palabra “adictiva” para describir el enamoramiento. Este tipo de enamoramiento no es verdadero, es química, es pasión, y la pasión sube a la misma velocidad que baja. El amor de verdad no tiene prisa, no necesita, no desea. El amor de verdad es un mar de aguas tranquilas.

Como humano puedo dar mi opinión, pero es tan solo mi manera de verlo, ni la correcta ni la verdadera.

Hay algo que puede ser de ayuda, pero no es infalible.

Siempre he pensado que ya te puedes escapar lo lejos que quieras, que si la vida te tiene preparado algo, pasarás por donde te toca. Nadie escapa al destino, en esta o en la siguiente vida caerás.

Cuando te enamoras, o cuando te emborrachas, estás en un estado de embriaguez absoluto. No olvides una cosa: puedes sentir emociones muy fuertes, pero jamás olvides que eres una entidad completa por ti misma, nadie puede llenarte con su presencia, y del mismo modo, tampoco puede vaciarte con su ausencia.

Tú eres lo único que te va a hacer feliz o infeliz, ni nadie ni nada lo hará por ti. No te sientas en deuda si te quieren, ni tampoco culpes si no lo hacen.

La gente califica el grado de enamoramiento en función del grado de enajenación mental que les hace sentir la persona de quien creen estar enamorados. De repente sienten que todo en la vida carece de importancia, centran todos sus vacíos en la persona que aparece y esperan que les llene cada uno de estos vacíos, y son muchos. Puede llenarlos temporalmente, pero no eternamente. Cuando esto suceda el grado de amor empezará a fluctuar. Esto no es amar, nunca lo fue. ¿Qué es? Tampoco lo sé. ¿Amor condicional?¡ Puede que sea eso!

Amar es aceptar al otro, dejarle libre, dejar que sea o haga aquello que le haga feliz. Amar es querer la felicidad de la otra persona, tú puedes apartarte de alguien y seguir queriéndola como el primer día… Vigilad aquí mentes rebuscadas, que esto se puede malinterpretar, y la vida ya es lo suficientemente complicada!

Las personas son trampas muy sofisticadas, de repente alguien entra en tu vida, parece una cosa y se transforma en otra. Como te dije al inicio, si la vida te tiene algo preparado, terminará por dártelo, le dará la forma necesaria para que abras las puertas de tu corazón, y no dejará que tu mente lo vea hasta que sea demasiado tarde y estés de lleno en la trampa. Y la única manera de salir de la trampa es enfrentando, aceptando, amando.

Resumiendo: todos nos podemos enamorar, todos podemos padecer de esta ceguera momentánea, pero siempre tienes tú el poder de la decisión. Por muy fuerte que sea lo que sientes, debes conseguir ver desde la cabeza las cosas y poner cierta distancia. La cabeza no tiene ninguna prisa. Si te dejas llevar por los sentimientos, si te los crees, van a crecer cada vez más y tu cabeza va a generar pensamientos relacionados con los sentimientos que te van a generar confusión. Recuerda; ni lo que piensas ni lo que sientes es necesariamente la realidad. Tú mismo te puedes estar montando tu película.

¿No amaste un día pensando que sería para siempre?

Los cuentos de hadas son solo eso, cuentos de hadas

Anuncios