La flacidez es consecuencia de la pérdida de colágeno y elastina que se produce con el paso de los años. Esto se refleja en nuestro rostro con la caída del tejido, la pérdida de definición del óvalo facial y la aparición de pequeñas arrugas en nuestra piel que hacen que ésta pierda su turgencia. Para paliar el efecto del envejecimiento hay que regenerar el colágeno que se ha perdido y para ello utilizamos productos regeneradores de colágeno.

Uno de los que más nos gusta es el Ácido Poliláctico. Este producto se ha puesto de moda entre los famosos, ya que su resultado es natural, eficaz, rápido y no necesita quirófano.

El Ácido Poliláctico es el inductor del colágeno más potente que existe en el mercado, lo que la Dra. Beatriz Beltrán denomina “el elixir de la juventud”, un material totalmente reabsorbible.

El objetivo principal es rejuvenecer sin parecer artificial, y el método de la doctora consiste en utilizar el Poliláctico en todas sus variantes.

En primer lugar, se analiza el rostro y si la flacidez solo se la nota el paciente, como una pérdida de firmeza pero no se visualiza descolgamiento, se realizan infiltraciones de Poliláctico. Tres sesiones nos garantizan unos resultados que duran más de dos años.

Pero en cambio, si la flacidez es más severa (pérdida de definición del óvalo facial y piel del cuello y papada más “flojas” y descolgadas) se utiliza el Poliláctico en forma de “hilos tensores”.

El “Lifting del Coffee Break”, es una técnica ideada por la Dra. Beatriz Beltrán que consiste en utilizar las suturas “Sillhouette Soft” (https://silhouette-soft.com/es/ ), para tensar el tejido caído de forma inmediata, sin incisiones, y sin dolor.

El efecto lifting es inmediato y, a su vez, se crea un chasis interno con la capacidad de estimular el colágeno en la zona donde están durante más de dos años, aparte de levantar los tejidos caídos y retrasando así el envejecimiento.

Anuncios